Paraguay, la ruta del calor